Compartir

La Astrología es la ciencia que estudia la influencia y los movimientos de los astros sobre lo que ocurre en la Tierra, la posición de cada uno de ellos en el momento exacto de nacimiento de una persona, país, empresa o cualquier entidad y que tiene gran influencia sobre su personalidad, salud, profesión y evolución de su destino. Para realizar este estudio se utiliza el sistema geocéntrico, es decir, en el que los demás planetas giran alrededor de la Tierra.

En nuestro universo existen cantidades de sistemas solares, galaxias, estrellas y planetas. En el sistema en el que vivimos, la Vía Láctea, tenemos nueve astros cuya energía tiene la potestad de cambiar y afectar todo lo que pueda suceder en nuestras vidas, además de su estadía en diversas constelaciones. La disciplina que se encarga de estudiar sus efectos se conoce como astrología, cuyos estudios se remontan a épocas mucho antes de Cristo.

El horóscopo y la carta astral

Para el horóscopo occidental se dibuja un círculo llamado “la eclíptica”, la trayectoria aparente del sol a través de la Tierra, y se divide el Zodíaco en 12 signos o constelaciones, de 30 grados cada uno representados, en su mayoría, por figuras de animales. Así tenemos a Aries, el carnero; Tauro, el Toro; Géminis, los gemelos o el mono; Cáncer, el cangrejo; Leo, el león; Virgo, la virgen o los roedores; Libra, la balanza, también representado por una mariposa o colibrí; Escorpio, el escorpión; Sagitario, el centauro; Capricornio, la cabra; Acuario, el aguador o el adolescente; y Piscis, los peces.

Cuando nacemos, los planetas están en el cielo de una determinada posición, con determinada relación entre ellos (aspectos) y actuando en nuestra vida en determinados sectores (casas). Pero luego los planetas continúan girando en el cielo y a medida que lo hacen van realizando aspectos o transitando por lugares diferentes de los que tenían al nacer y piden a la persona que actualice determinadas energías, o sea que crezca, que re-vea determinados temas, que incorpore una vibración.

Por eso para saber cómo los planetas pueden cambiar el curso de nuestro presente y futuro, se utiliza una herramienta muy importante en la astrología que se conoce como la carta astral, la cual se estructura a partir de la fecha, lugar, hora y minuto exacto de nacimiento, para así definir la posición de los astros en las doce casas, en el momento que vinimos al mundo. La carta astral es el gráfico a través del cual el cosmos nos permite entender sus energías y ritmos y particularmente como operan estas dentro de cada individuo. Habla de nuestras propias cualidades psicológicas esenciales, así como del tipo de experiencias más importantes con las cuales vamos a tomar contacto durante nuestra vida.

Al haber sido realizada la carta astral por un astrólogo profesional, podremos saber con exactitud el rumbo que va a tomar nuestro futuro y cuál es nuestra misión. De esta forma la astrología puede ser una gran aliada para mejorar nuestra calidad de vida a nivel espiritual y material.

Compartir